17 de febrero de 2011

Cuando la ciencia-ficción se convierte en tecnología… y viceversa

Hay algunos casos especialmente curiosos y cuya evolución hemos podido vivir en las últimas décadas, de modo que como buenos geeks podemos examinar lo sucedido con todo detalle gracias a una una de las series favoritas de los fans de todos los tiempos: Star Trek.

Allá a finales de los años 60 el capitán James T. Kirk surcaba el espacio del siglo XXIII para llegar a donde ningún hombre había llegado jamás. En sus aventuras no podía faltar el comunicador, el equivalente a lo que hoy en día sería un teléfono móvil inteligente –tenía hasta geolocalizador y todo– con un diseño que podríamos calificar entre pop-art, vintage y steampunk, a pesar de situarse en un futuro lejano.

No había muchas diferencias entre los comunicadores de Kirk y Spock y los primeros teléfonos móviles de consumo, incluso con los que se comercializan en la actualidad, si nos atenemos al aspecto: una caja rectangular que cabe en la palma de la mano y con una tapa con bisagra para proteger el teclado. Si acaso el de Star Trek sería más tosco todavía, pues no tenía pantalla ni teclado; era más parecido a un walkie-talkie que a lo que hoy sería un móvil. Curiosamente, como walkie-talikes eran los primeros «teléfonos móviles» que existieron desde 1946 hasta mediados de los 80: toscos ladrillos que funcionaban en las bandas de AM/FM/VHF/UHF y que por su tamaño solían ir instalados en coches; pocas personas se los podían permitir en aquella época.

Los teléfonos móviles actuales evolucionaron en diversos formatos, pero curiosamente el formato flip o de bisagra/tapa sigue siendo relativamente popular. Si se observa el aspecto de algunos modelos, especialmente los de Motorola, es fácil apreciar que la similitud con el comunicador de Kirk y compañía es más que notable. ¿Se inspiraron los diseñadores de Motorola en la legendaria serie de televisión? Las réplicas que han creado los aficionados de este comunicación, a veces de forma industrial, son casi infinitas: en versiones de juguete, como USB… Una de mis favoritas es el diseño de Nokia para Star Trek 2009, basadas en su modelo Nokia N76. Eran teléfonos móviles modernos completamente funcionales, pero sólo se construyeron 14 unidades que se subastaron entre los aficionados como conmemoración por el lanzamiento de la película. ¡Quién pudiera haber pillado uno!

El asunto deja entrever otra cuestión simpática, casi se diría que medio paradójica: Si los teléfonos móviles de este tipo –u otras tecnologías que se hayan inspirado en la ficción– perduran en el futuro… ¿No habremos imaginado los artefactos venideros y los estaremos construyendo tal y como realmente van a ser? Entonces… ¿Era esa visión más bien un fiel reflejo de la realidad futurista que un fruto de la imaginación?

Leer noticia completa en: www.microsiervos.com

Etiquetas: ,


Publicado por : itampico @ 17:22  | 0 comentarios


RSS  FeedBurner Versión en Ingles
iTampico es ...
iTampico

Quienes somos ...

Últimos posts

Lo que hemos escrito

Etiquetas

Últimos Post en BlogsMéxico

Publicidad
Hora local

Visitas a este WebLog
free web counter
Visitantes